Pensionados y trabajadores dependientes e independientes que cotizan obligatoria o voluntariamente cuentan con alternativas de ahorro adicional para mejorar su pensión actual o futura:

Para trabajadores dependientes que cotizan obligatoriamente y trabajadores independientes que cotizan voluntariamente (será obligatorio desde 2015):

  • Ahorro Previsional Voluntario (APV):

Incrementa el saldo acumulado en la cuenta de capitalización individual, aumentando el monto de la pensión o, alternativamente, anticipando la fecha de jubilación. Estas cotizaciones pueden compensar períodos no cotizados.

Los trabajadores independientes que cotizan voluntariamente pueden realizar su APV en la misma institución donde cancelan el 10% para sus fondos previsionales.

  • Ahorro Previsional Voluntario Colectivo (APVC):

Corresponde a una herramienta de negociación y acuerdo, donde los aportes realizados por los trabajadores son complementados por el empleador, quien mediante un contrato asume la representación de sus empleados para realizar los aportes previsionales.  

Los APV y APCV se pueden completar con un aporte estatal, que bonifica el 15% del monto ahorrado por los trabajadores y el empleador en el año calendario, según la alternativa tributaria escogida para realizar los aportes.

  • Cuenta de ahorro voluntario o cuenta dos:

Es independiente de la cuenta de capitalización individual, ya que constituye una fuente de ahorro voluntario adicional para los afiliados.

Los trabajadores determinan la regularidad con la que depositarán fondos en esta cuenta. Asimismo, son considerados de libre disposición, con un máximo de retiros anuales fijado por la Superintendencia de Pensiones (SP).

En relación con el régimen tributario, los retiros que se efectúen de la cuenta de ahorro voluntario, con excepción de aquéllos que se destinen a incrementar el saldo de la cuenta de capitalización individual, estarán afectos a impuesto a la renta.Para pensionados:

Quienes ya reciben una pensión (ya sea de invalidez, de vejez o de sobrevivencia) inferior a las $255 mil (a contar de julio de 2011) pueden acceder a un Aporte Previsional Solidario (APS), si cumplen los requisitos. Éste es un monto adicional que entrega el Estado y que aumentará la pensión que recibe (con un tope de $255 mil). 

Aporte Previsional Solidario de Vejez (APSV)

Es un monto de dinero mensual que complementa las pensiones de Vejez, Invalidez, Sobrevivencia, Viudez y Montepío que son inferiores a 261 mil 758 pesos.

Hombres y mujeres que lo soliciten deben tener 65 años o más, haber vivido al menos 20 años en Chile y estar dentro de las familias con menos recursos del país. 

Aporte Previsional Solidario de Vejez Invalidez (APSV)

Es un aporte monetario mensual que complementa la Pensión de Invalidez inferior a 80 mil 528 pesos (monto de la Pensión Básica Solidaria, PBS).

Hombres y mujeres que lo soliciten deben tener entre 18 y menos de 65 años, haber vivido al menos cinco años en Chile y estar entre las personas más vulnerables del país. 

La condición de vulnerabilidad es medida por el Instrumento Técnico de Focalización Previsional (ITF), que se basa en datos de la Ficha de Protección Social (FPS).

Recuerde que antes de solicitar ambos aportes previsionales solidarios en el Instituto de Previsión Social (IPS), su Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) o en la Dirección de Desarrollo Comunitario (DIDECO) de su domicilio, debe tener vigente la Ficha de Protección Social.


Opciones para mejorar el monto de una pensión

https://www.chileatiende.gob.cl/fichas/ver/7776

¿Te parece útil esta información?
¿Encuentras fácilmente la información que buscas?