Los convenios son acuerdos que un deudor puede suscribir con sus acreedores, con el objetivo de evitar o pone fin a un estado de quiebra.

Tipos de convenios

Gestiones previas al convenio judicial preventivo

Suspensión de ejecuciones

Convenio simplemente judicial y procedimiento de quiebra

Convenio judicial preventivo (aprobación)

Quórum de aprobación

Aprobación de un convenio

Anulación de un convenio aprobado

Alternativas extrajudiciales

Tipos de convenios

De acuerdo con el título XII del Libro IV del código de comercio, existen dos clases de convenios:

  • Convenio simplemente judicial: también llamado convenio solución, es el que se propone y celebra entre el deudor y una mayoría especial de sus acreedores durante el juicio de quiebra, para ponerle término.
  • Convenio judicial preventivo: es el acuerdo que se celebra antes de la declaratoria de quiebra, entre el deudor y una mayoría especial de acreedores, con el fin de evitar el pronunciamiento de ésta.

Gestiones previas al convenio judicial preventivo

Antes de presentar el convenio judicial preventivo, el deudor, asesorado o por sí mismo, debe preparar una proposición de convenio adecuada para su realidad financiera.

Puede solicitar apoyo de los acreedores mayoritarios (dos o más acreedores que representen más del 50% del total pasivo) para generar la suspensión de ejecuciones.

La solicitud del convenio judicial preventivo debe contener todos los antecedentes que exige el artículo 42 del libro IV del código de comercio, y deberá ser presentada por un abogado ante el tribunal.

Suspensión de ejecuciones

Es un beneficio en el que se consigue que los acreedores no puedan:

  • Solicitar la quiebra del deudor.
  • Iniciar juicios ejecutivos en su contra.
  • Realizar ejecuciones de cualquier clase.
  • Restituir los juicios de arrendamiento.

La suspensión de ejecuciones dura 90 días (sin la posibilidad de extender el plazo). Entra en vigencia desde la notificación de la resolución en que el tribunal cita a los acreedores a una junta para deliberar sobre dicha proposición.

Convenio simplemente judicial y procedimiento de quiebra

La tramitación de este convenio no suspende el procedimiento de quiebra ni obstaculiza el ejercicio de ninguna de las acciones que procedan en contra del fallido, como tampoco dificulta la enajenación de los bienes.

Sin embargo, si el convenio se presenta apoyado por al menos el 51% del total pasivo, el síndico sólo podrá enajenar los bienes expuestos a próximo deterioro o a una desvalorización inminente o los que exijan una conservación costosa.

Si este tipo de convenio se aprueba, finaliza el estado de quiebra y se le devuelven al deudor sus bienes y documentos, salvo excepciones legales.

Convenio judicial preventivo (aprobación)

Existen dos etapas para aprobar el convenio:

  • Antes del acuerdo de convenio:
    • Una vez presentadas las proposiciones de convenio, el tribunal dictará una resolución que ordena a todos los acreedores del deudor que se presenten a verificar sus créditos, y los citará a una junta de acreedores. Se designa al síndico informante.
    • Dentro de los 20 días siguientes (prorrogables por otros 10 días), el síndico tendrá que presentar un informe sobre la viabilidad, conveniencia de las proposiciones de convenio y monto probable de recupero de créditos en caso de que se declare la quiebra del deudor.
    • Diez días antes de la junta de acreedores, el síndico presentará una nómina de los acreedores con derecho a voto. Después, sólo el juez podrá otorgarles aquel derecho, en una audiencia única ante el tribunal.
    • En la junta, los acreedores podrán modificar las condiciones propuestas y después votarlas. Si el convenio no se acuerda, se declarará la quiebra.
  • Después del acuerdo de convenio:
    • Se notificará un extracto de la junta deliberativa en el Diario Oficial. De esta forma, cualquier acreedor que se vea afectado por el convenio puede impugnarlo por causales expresamente establecidas por la ley.
    • Si no se deducen impugnaciones, o si son rechazadas, el tribunal dictará una resolución y el convenio entrará a regir. Este hecho también debe publicarse en el Diario Oficial.

Quórum de aprobación

El convenio estará acordado cuando el deudor reúna a su favor los votos de dos tercios o más de los acreedores concurrentes, que representen tres cuartas partes del total pasivo con derecho a voto. Además, el convenio debe contar con el consentimiento del deudor, quien deberá comparecer personalmente o representado.

Aprobación de un convenio

Un convenio simplemente judicial o uno judicial preventivo obliga al deudor y a todos los acreedores, hayan concurrido o no a la junta que lo acuerde, y hayan o no tenido derecho a voto. Excepto el caso de los acreedores preferentes que se hayan abstenido de votar.

Anulación de un convenio aprobado

Se puede inhabilitar un convenio por medio de una acción de nulidad, o por medio de una acción de incumplimiento.

  • La acción de nulidad se puede interponer por los acreedores dentro del plazo de un año desde que entró en vigencia el convenio, y sólo sobre la base de ocultación del activo o exageración del pasivo.
  • La acción de incumplimiento puede ser interpuesta por inobservancia de las estipulaciones del convenio, dentro  de seis meses desde que se hubiesen cumplido. También se puede solicitar su declaración si se agravó el mal estado de los negocios del deudor.

Alternativas extrajudiciales

El deudor y uno o más de sus acreedores pueden suscribir un pacto privado (acuerdo extrajudicial) antes de la declaratoria de quiebra.

El objeto de este acuerdo puede tratar sobre el pago de sus obligaciones o respecto de la administración de sus bienes.

Las estipulaciones del acuerdo afectarán sólo a quienes lo suscribieron.


Convenios judiciales para terminar o evitar estados de quiebra

https://www.chileatiende.gob.cl/fichas/ver/31764

¿Te parece útil esta información?
¿Encuentras fácilmente la información que buscas?